h1

Celebridades ahora dan consejos médicos

27 octubre 2009
suzanne-somers-eat-cheat-and-melt-fat-away
 Tomado del diario de Yucatan 26/10/2009
 
Por JOCELYN NOVECK

10:48 a.m.

Nota de la Redacción: La medicina alternativa es cada vez más popular pese a que con frecuencia esos tratamientos no tienen sustento científico. Este reportaje es parte de una serie ocasional sobre ese tipo de medicinas, cuyo uso puede conllevar riesgos.

NUEVA YORK (AP).— Suzanne Somers está haciendo de las suyas de nuevo.

Menos de un año después de haber armado un gran revuelo promoviendo las hormonas ”bioidénticas”, mal vistas por la medicina convencional, la actriz sacó un libro en el que cuestiona la quimioterapia para tratar el cáncer.

”El cáncer es una epidemia”, declaró Somers, de 63 años y quien desistió de recibir ese tratamiento cuando se le detectó esa enfermedad. ”Pero seguimos con el mismo cuento, porque es lo único que tenemos. Este libro ofrece otras opciones”.

Somers sacó a la venta esta semana ”Knockout”, su 19o. libro, que inquieta bastante a la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society).

”Temo que la gente escuche su mensaje, haga lo que ella dice y salga perjudicada”, expresó Otis Brawley, director del departamento de medicina de la Sociedad. ”Los tratamientos que usamos prolongan la vida. Son producto de evaluaciones científicas, lógicas. No sé si Suzanne Somers sabe siquiera lo que es un método científico y lógico”.

En un sentido más amplio, a Brawley le preocupa el hecho de que en Estados Unidos las celebridades creen que pueden aprovechar su fama para dar consejos médicos. ”Hay una tendencia a simplificar las cosas. Y eso puede matar personas”, expresó.

El popular animador de programas radiales Don Imus dice que come pimientos habaneros y toma suplementos de soya japoneses para combatir su cáncer de próstata, en tanto que la actriz Farrah Fawcett combinó tratamientos convencionales con medicina alternativa para hacer frente a su cáncer e hizo una emotiva defensa de la medicina alternativa en la cinta ”La historia de Farrah”.

La actriz Jenny McCarthy promueve una dieta especial, suplementos, desintoxicación de metales y vacunaciones demoradas para tratar el autismo.

El tenista John McEnroe recomienda exámenes frecuentes para detectar cáncer de próstata, algo que según Brawley no es necesario, en tanto que el comediante Bill Maher habla pestes de la vacuna contra la influenza y se pregunta ”¿por qué dejar que te inyecten una enfermedad en el brazo?”.

Ha habido casos en los que las campañas de las celebridades influyeron en el público, según Barron Lerner, un médico que ha estudiado el tema.

Recuerda cómo pacientes con cáncer imitaron al actor Steve McQueen, que buscó un tratamiento anticonvencional para su cáncer de pulmón en 1980. Al ver que los tratamientos convencionales no funcionaban, se fue a México, donde le dieron de todo, desde enemas de café hasta laetrile, un remedio que posteriormente fue desacreditado.

”Es difícil medir su influencia, pero muchos pacientes graves viajaron a México después de su muerte”, expresó Lerner, autor del libro ”When Illness Goes Public”.

Si bien los tratamientos alternativos que recibió no dieron resultado, el actor, que tenía una imagen de rebelde individualista, ayudó a popularizar la imagen de que la medicina tradicional no alcanza, indicó Lerner.

Somers, la rubia de la serie ”Compañía de tres”, ha escrito libros reforzando esa impresión. En ”Ageless”, sostuvo que los médicos no entienden el cuerpo de las mujeres, especialmente cuando les llega la menopausia. Somers causó revuelo hace poco cuando dijo que la quimioterapia pudo haber contribuido a la muerte del actor Patrick Swayze.

”No debí haber hablado. Le pedí perdón a su familia”, expresó.

Pero agregó: ”Todos sabemos que la quimioterapia no le hace nada al cáncer de páncreas”.

Somers considera que la quimioterapia sirve con ciertos tipos de cáncer, pero no con los más comunes, como los de pulmón y pecho.

A ella le diagnosticaron cáncer de pecho hace una década y se sometió a una lumpectomía y a radiación, pero desistió de hacerse quimioterapia.

Somers usa teorías de algunos médicos con historias controversiales, como Stanislaw Burzynski, quien inventó un tratamiento propio y ha librado varias batallas legales con la Administración de Drogas y Alimentos.

La actriz dice que ”las celebridades son un blanco fácil. Pero yo no tengo intenciones ocultas. Soy una persona común y corriente con convicciones firmes. Y uso mi fama para hacer algo bueno”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: